La crisis del copyright en Twitch puede empeorar todavía más